Viña del Mar
Reñaca

Historia de Reñaca

El origen de la localidad Reñaca se remonta a 1905 cuando el heredero de la Hacienda de Viña del Mar, Salvador Vergara Álvarez junto a Gastón Hamel de Souza, formó la "Sociedad Inmobiliaria Montemar", para urbanizar la playa de Reñaca. Recién en 1912 se protocoliza el plano que abarca sólo la superficie plana en torno al estero. Poco más tarde surgen las primeras casas a lo largo de calles Vicuña Mackenna y Balmaceda, ambas paralelas al estero y ubicadas de manera adyacente a cada una de sus orillas.

El camino costero fue continuado hasta Concón en 1917, pero la playa de Reñaca permaneció desierta por algunos años. Sólo hacia 1940 comienza a edificarse en la calle que bordea la costa y pronto se llenó de segundas residencias de gente que vivía en Santiago, hoy casi todas reemplazadas por modernos edificios. Pese a este desarrollo inmobiliario, la gran playa de Reñaca continuaba siendo poco visitada, ya que sus aguas se consideraban peligrosas para el baño debido al intenso oleaje que frecuentemente se observa en la zona.

Recién en 1965 comienza a transformarse en el más importante centro del acontecer veraniego. Su playa se urbaniza y se inicia un vertiginoso proceso constructivo donde casas recién levantadas fueron derribadas, para dar paso a los espectaculares edificios escalonados en la ladera. Se reconstruye todo el frente costero, sobre terrenos considerados los más caros del país y también hasta la cima de los cerros de dunas.

En 1980 aparece el barrio Jardín del Mar en el sur del estero Reñaca, que es una gran urbanización residencial que en una década se cubrió de casas y edificios de hasta 25 pisos de altura, transformando a Reñaca el núcleo de mayor desarrollo urbano en todo el litoral. Jardín del Mar se caracteriza por ser un barrio netamente residencial y en el que no existe ninguna forma de comercio, por lo que sus calles son muy tranquilas y con poco movimiento vehicular y peatonal, con la excepción de la avenida principal. El barrio está emplazado en una ladera y la mayor parte de su superficie no es plana.